23Abr
By: moon Encendido: abril 23, 2016 In: Literatura Comments: 0

A los ocho años tuve un sueño. Un sueño que jamás pensé que se haría realidad.

Nada me hacía pensar, hace tan solo un año, que en abril de 2016 estaría firmando en Sant Jordi (y cuando digo nada, es nada). Bien cierto es que, cuando haces las cosas con el corazón, todo acaba fluyendo. Cuanto más te esfuerces en perseguir tu sueño, en conseguir tu meta, más feliz estarás cuando llegues a tu objetivo.

Gracias a Juanjo y su familia, y a mi querido amigo Oriol (que me puso en contacto con ellos), tuve una ventana para presentar Gruhmnion. Kaburi Rol and Games expuso mis libros con tanto cariño, me ayudaron tantísimo, que no tengo más que buenas palabras para ellos. Esta tienda, situada en Paseo de Sant Joan 11, Barcelona, hizo lo que pocos: ayudar al escritor novel, al desconocido. Desde aquí les mando un beso enorme y mi gratitud infinita.

Poco antes de que todo comenzase, del “DDay”, los nervios se apoderaron de mí. ¿Vendrá alguien a la firma? ¿Y si nadie se acerca al stand, y si pasan de largo durante las dos horas que estoy allí? Un matojo de nervios, como podéis imaginar…

Llegó el momento de la verdad. Preparé mi sitio, el personal de Kaburi me dio ánimos y me deseó toda la suerte del mundo “estaremos en la tienda, por si necesitas cualquier cosa”. Eso me tranquilizó, ya no estaba sola ante el peligro. A mi derecha, un grupo de chicos acompañaba a otra escritora, la genial Lourdes Hervella presentaba, también, por primera vez. Le compré su libro, Proyecto Madre, y nos dimos un abrazo. A mi izquierda, Pak Gallego con su juego Guerra de Mitos, y un poco más alejados los geniales Oriol y Pere con Sheepland, un fantástico juego de estrategia al que pude jugar al final del día.

¡Todos a sus puestos! La gente se agrupaba y comenzaba a mirarnos… ¿sabrían quién éramos? ¿me miran porque tengo un trozo de algo en los dientes?

La primera en acercarse fue Mercedes, a quien siempre recordaré por ser mi primera firma de mi primer Sant Jordi; a ella se lo dije, pudimos conocernos y hablar unos minutos. Pensé que tardaría en ver a otro fan de Gruhmnion, pero no fue así… uno tras otro, llegaron lectores de todas partes. Muchos eran amigos, familiares, otros no me conocían de nada, sólo eran fans de Gruhmnion o les había llamado la atención aquel día y se acercaban a conocer un poco más sobre esta novela.

Fue increíble, las horas volaron y, en menos de lo que canta un gallo, había vendido todas las unidades que había traído de casa y otras tantas del escaparate.
Aunque ya lo hice extensivo por redes sociales, aprovecho de nuevo para dar las gracias a todas las personas que se acercaron para mostrarme su cariño. Hasta el momento fue el mejor día de mi vida.

¡Esperemos volver cuando el segundo volumen de Gruhmnion esté publicado.

Trackback URL: https://www.sorayadelangel.es/2016/04/23/sant-jordi-2016/trackback/

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *